Oxoşk'va do Oropa Şeni (((-_-))) Özgürlük ve Aşk İçin




zugasiberepem@gmail.com

Zugasi Berepe --->> Facebook Grup

22 Ekim 2007 Pazartesi

Rochy (((-_-))) Cantar al Che (1997)



(((-_-))) Musical Style (((-_-)))

Revolutionist Music & Latino



Joaquín Borges Triana (((-_-))) La Habana

No recuerdo con exactitud dónde haber leído acerca de una maravillosa escuela de curanderos empeñados en el trasplante de tímpanos para así resolver los problemas de los duros de oído. Los sustituían por otros nuevos, fabricados, al parecer, con alas de mariposa y que permitían oír a través de las paredes. Si mi mente no me falla, creo que también daban buen resultado los tímpanos de pétalos de rosa, siempre y cuando el rosal fuese alimentado con algas de Traba de Laxe o sardinas de Malpica. Pero mi preferida, sin la menor duda, era aquella escuela de druidas con el don de guardar los sonidos más queridos en caracolas de mar para curar las nostalgias de los argonautas que partían al largo viaje. Si uno se pone a pensar bien las cosas, ellos fueron los verdaderos precursores de la industria fonográfica, aunque nunca daban gato por liebre, como suele ocurrir con tan abundante frecuencia por los días que corren. En los lejanos tiempos a los que me refiero, todas las voces eran auténticas, destiladas nota a nota por el alambique de la vida, y no productos clónicos o transgénicos, estrellas de una suerte de hiperkaraoke y que tan solo alimentan el hilo de la nada.---->>



(((-_-))) Track List (((-_-)))

01. - Con La Adaga Al Brazo - 4:27 (((-_-)))
02. - Ámerica Te Hablo De Ernesto - 2:45 (((-_-)))
03. - Milonga Del Fusilado - 3:57 (((-_-)))
04. - Che De Todos - 2:49 (((-_-)))
05. - Son Lo Sueños Todavía - 5:04 (((-_-)))
06. - Canción Al Guerrillero Heróico - 3:14 (((-_-)))
07. - Si El Poeta Eres Tú - 2:44 (((-_-)))
08. - Desnudez - 2:54 (((-_-)))
09. - Hasta La Victoria - 3:35 (((-_-)))
10. - Una Canción Necesaria - 1:56 (((-_-)))
11. - La Era Está Pariendo Un Corazón - 3:15 (((-_-)))
12. - Hasta Siempre - 4:11 (((-_-)))



PaSs & LiNk


LaZuTLaR pLaK


zuğa R poğarişi (((-_-))) deniz R. pınaroğlu

1 yorum:

ZuGaŞi {{{=_=}}} BeRePe dedi ki...

----> Confieso que en mi caso particular, al largo viaje de los argonautas tendría que llevarme una muy variada selección de géneros e intérpretes musicales, pero entre las voces de las que no habría de prescindir está la de Rosa María Ameneiro o, como ella prefiere que la llamen, Rochy. No se trata de que sea una intérprete que lo haga todo a la perfección. Nada de eso. Incluso, en algunas de sus grabaciones uno percibe ciertas desafinaciones, imputables también a un ineficiente trabajo por parte de los productores que no han sabido orientarla a la hora de grabar y de corregir determinadas inexactitudes en la afinación. Empero, para mí lo verdaderamente importante resulta que Rochy es poseedora de una voz singular, con una transparencia al cantar y que vibra en virtud del profundo sentimiento que la vocalista impregna a cada una de las piezas que interpreta. Contribuye a la excelencia a la que me refiero, el exquisito rigor selectivo del repertorio escogido por la cancionera.



A Rochy la conocí en los ya lejanos tiempos en que ambos éramos estudiantes del preuniversitario Saúl Delgado. Ella cursaba el décimo grado y yo el duodécimo cuando su mamá, que había sido profesora mía de Literatura, nos presentó. Desde entonces tuve la oportunidad de deleitarme escuchándola cantar, ya fuese en las actividades auspiciadas por la FEEM del centro o en las amenas descargas celebradas en su casa de la calle 10, en el Vedado. Algún tiempo más tarde me la encontraría en los festivales de la FEU, en los que ella participara en representación de la CUJAE. De aquella época la evoco en un formidable dúo que conformase con una muchacha de nombre Claudia, otra muy buena intérprete y de la cual jamás he vuelto a tener noticias. Graduada como arquitecta, durante una etapa, Rochy simultaneó el ejercicio de dicha profesión con el canto hasta que un día decidió renunciar al mundo de la confección de planos y proyectos de edificaciones para dedicarse por completo al reino de los sonidos ordenados.

A partir de entonces solía topármela desgranando melodías con esa voz tan suya, ora en la peña de Marta Valdés, ora en la Casa del Joven Creador. En un momento determinado, a comienzos de los años noventa, ella y Nadia Nicola se convirtieron en las intérpretes por excelencia de toda una generación de cantautores. Por el camino de las presentaciones aquí y allá, tras un largo e intenso bregar, por fin penetra a unos estudios de grabación para salir de los mismos con su primer y hasta ahora único disco, Cantar al Che, un CD llevado a cabo gracias a los esfuerzos mancomunados entre la empresa canadiense Panamerican Production S.A. y la EGREM, y el cual la Ameneiro no ha tenido a bien hacerme llegar, aunque sea al menos, una copia en cassette. Nada, que así son y no son las cosas cuando media la amistad.

Durante el pasado mes de agosto tuve la oportunidad de asistir a lo que me atrevo a calificar como el primer concierto en grande de Rochy, no solo por efectuarse en una sala tan prestigiosa como es la del teatro Amadeo Roldán, sino además por la concepción con la que fue armado. En esta ocasión, a diferencia de lo que suele hacer habitualmente, la vocalista se buscó el respaldo de una banda y no se limitó al trabajo de un guitarrista acompañante. Si me preguntasen cuál es para mí el rasgo fundamental de lo que está haciendo la Ameneiro, respondería que el alto grado de contemporaneidad en la intención de la propuesta. Escuchándola con suma atención me sobresalto al darme cuenta de que ya han transcurrido veinte años desde que la oí cantar por primera vez y me percato de que por espacio de dos decenios su peculiar canto ha resultado familiar para nuestra generación, como un clásico íntimo: es la voz que pondríamos a los sentimientos, al paisaje interior, a esa permanente batalla de luz y sombra, de promesas y lamentos.

En un concierto como el ofrecido por Rochy en el teatro Amadeo Roldán bajo el título de "Queriendo que te sientas bien", los mejores momentos de la cancionera son aquellos cuando interpreta temas reposados, en los que la voz emerge y traza su estela. Es ahí cuando la música se vuelve para escucharla, para oír los decires melódicos de Rosa María Ameneiro, como hace el mar con el pez alado o con el cormorán solitario que sale de sus entrañas y lo sobrevuela un palmo. Tal criterio lleva a preguntarme por qué ahora la vocalista pretende incorporar a su actual repertorio piezas de un carácter rítmico o un tanto más movidas, y que poco o nada tienen que ver con el estilo de la intérprete.

Quizás, en dicho sentido, la única excepción resulte su versión de "Luna de Valencia", original del villaclareño Diego Gutiérrez, un cantautor que en el presente está fuera de liga y al cual solo pudiera referirme repitiendo la frase que suele emplear Fernando Rojas cuando se trata de alabar el quehacer de un joven creador que merece elogios: "el chama es la bestia humana". De los temas interpretados por Rochy en el presente, además de esa preciosa guajira denominada "Romance de la luna", con texto y música de Grisel Echevarría, en la caracola druídica que curaba nostalgias yo guardaría con especial predilección otro par de canciones: una de Alberto Tosca, de la cual nunca recuerdo su nombre y de la que ella realiza una soberbia versión a dúo con Santiago Feliú, y la titulada "Patito feo y cenicienta", en la que anda por medio el genio autoral de Vanito, alguien que cada día da evidencias de un mayor oficio como compositor.

No sabría explicar con argumentos lógicos el por qué, mas al asistir en el pasado agosto al concierto de la muchacha a la que conocí en el preuniversitario, de la graduada como arquitecta, de la madre del pequeño Rodrigo, de la hasta cierto punto afamada vocalista a quien no se le han subido los humos a la cabeza y continúa siendo para suerte suya y nuestra la misma gente sencilla de antaño, desde mi cómoda butaca en la primera fila del lunetario del Amadeo Roldán me dio por pensar que la presentación olía a salitre. A piel. A vida... La voz de Rochy es un don. Al mar le hubiera gustado cantar así cuando se esconde en las caracolas.

zuğa R. poğarişi (((-_-))) deniz R pınaroğlu